Espías desde el Cielo.

Este fin de semana, los redactores de Fuerza Naval hemos tenido la oportunidad de ver “Espías desde el Cielo”, película británica dirigida por Gavin Hood y que narra un interesante supuesto de operación antiterrorista en Nairobi, donde se reúne una hipotética célula de Al Shabaab entre cuyos miembros se encuentran ciudadanos británicos y norteamericanos.

La película ha obtenido un 6.9 de media en las críticas de los usuarios de FilmAffinity, e incluso críticas muy positivas de los nada belicistas críticos cinematográficos de nuestro país.

MQ-9 Reaper despegando en Afganistán.

MQ-9 Reaper despegando en Afganistán.

Y es que “Espías desde el Cielo” trata con bastante realismo algunos de los dramas de la guerra moderna. Desde el difícilmente asumible riesgo de bajas colaterales hasta la crudeza y abstracción con la que los operadores de UAVs manejan desde las Vegas estas polémicas máquinas de guerra, “Eye in the Sky” ofrece al espectador un relato realista y completo sobre las operaciones antiterroristas contemporáneas, con colaboración entre aliados y fuerzas locales, aviones no tripulados, reglas de enfrentamiento y consideraciones políticas.

La base aérea de Creech, en Indian Springs, Nevada, hogar de gran parte de los escuadrones de UAV de la USAF.

La base aérea de Creech, en Indian Springs, Nevada, hogar de gran parte de los escuadrones de UAV de la USAF.

Llama particularmente la atención las condiciones de trabajo de los operadores de los Reaper (por cierto, el mismo modelo que el seleccionado por el Ejército del Aire español), que desde unos contenedores en la base aérea de Creech, Nevada, controlan aviones no tripulados en la otra punta del globo durante ocho o doce horas, realizando en ocasiones ataques con misiles Hellfire o bombas GBU-12 o GBU-38 para después volver a sus casas a cenar con la familia y ver un partido de la NFL. No es de extrañar que sea una de las unidades con mayor porcentaje de suicidios de las fuerzas armadas americanas.

Sala de control de UAV Predator en la base aérea de Holloman, Nuevo México.

Sala de control de UAV Predator en la base aérea de Holloman, Nuevo México.

En definitiva, una buena película, realista y esclarecedora sobre las particularidades de la guerra moderna.

13 horas: los soldados secretos de Bengasi.

La semana pasada cayó en nuestras manos la película “13 Horas”, dirigida por Michael Bay y que narra el asalto al consulado americano en Bengasi en 2012. Se trata de un filme que ha tenido poca difusión en nuestro país, que ha recibido críticas desaforadas, y que narra uno de los episodios más polémicos de la política exterior estadounidense del último lustro.

Personalmente, la película es bastante entretenida. Sus más de dos horas no se hacen especialmente largas para aquellos que disfrutamos no sólo del cine de acción, sino de la narración de sucesos reales y recientes.

En el asalto al consulado americano y al anexo de la CIA, militantes islamistas acabaron con la vida del embajador en los Estados Unidos, Christopher Stevens, de un miembro del Departamento de Estado y de dos contratistas de la CIA (ex Navy SEALs).

f-benghazi-graphic_s640x366

La incapacidad de las fuerzas armadas americanas para dar apoyo durante el ataque a la embajada ha sido ampliamente criticada, y se ha convertido en uno de los principales argumentos del partido republicano para desacreditar la gestión de la candidata demócrata a la presidencia, Hillary Clinton (que ocupaba el puesto de Secretaria de Estado durante la crisis).

El New York Post titulaba "les vieron morir".

El New York Post titulaba “les vieron morir”.

A pesar de disponer de aviones F-16 en la base italiana de Aviano, no había aviones de reabastecimiento que pudieran apoyar a estos cazas en una hipotética misión de apoyo aéreo cercano en Bengasi. La única ayuda que recibieron los “sitiados” provino de un equipo de seguridad formado por miembros de la CIA y del JSOC que se desplazó desde Trípoli a Bengasi en un avión privado por cuyos servicios pagaron 30.000$, y de un UAV que en aquel momento operaba sobre territorio libio bajo el mando del AFRICOM.

La siguientes imágenes muestran el despliegue de fuerzas americanas en el Mediterráneo el día del ataque al consulado de Bengasi.

Fuerzas americanas en las proximidades de Libia. Destaca la presencia de un grupo antiterrorista de los Marines en Rota y los cazas F-16 de Aviano, que no pudieron actuar al no haber aviones cisterna disponibles.

Fuerzas americanas en las proximidades de Libia. Destaca la presencia de un grupo antiterrorista de los Marines en Rota y los cazas F-16 de Aviano, que no pudieron actuar al no haber aviones cisterna disponibles.

Localización de los buques de la US Navy el día del ataque.

Localización de los buques de la US Navy el día del ataque.

En 2013, con objeto de garantizar opciones de respuesta ante nuevos atentados como el ocurrido en Bengasi, y ante un amplio espectro de amenazas, se creaba la SPMAGTF-CR-AF (que viene a traducirse en Fuerza de Tareas Aérea-Terrestre de Propósito Especial de los Marines – Respuesta de Crisis – África).

SPMAGTF-CR-AF_Logo

Desde entonces, alrededor de 600 marines se encuentran basados en Morón de la Frontera, Sevilla. Esta unidad se caracteriza por su excelente movilidad, ya que está dotada con convertiplanos MV-22 Osprey, que junto con los aviones cisterna KC-130J ofrecen una amplía autonomía, una considerable velocidad y la capacidad de aterrizar en superficies no preparadas para insertar a las fuerzas de infantería.

MV-22 en Morón.

MV-22 en Morón.

En estos tres años, la SPMAGTF ha participado en ejercicios de todo tipo junto con las Fuerzas Armadas españolas, y regalando al espectador estampas tan impresionantes como los MV-22 operando desde la cubierta del Juan Carlos I.

MV-22 operando desde el Juan Carlos I.

MV-22 operando desde el Juan Carlos I.

Además, ha participado en operaciones muy diversas, como el apoyo a los países del África Occidental afectados por el Ébola, la evacuación de personal americano de Sudán o el establecimiento de unidades de respuesta inmediata en Sigonella (Italia) ante el empeoramiento de la situación en el Norte de África.

Marines embarcando en un MV-22 del SPMAGTF.

Marines embarcando en un MV-22 del SPMAGTF.

La especial flexibilidad y versatilidad demostrada por este tipo de unidades ha llevado al Pentágono a considerar la creación de nuevas SPMAGTF para operar en Centroamérica y en Oriente Medio.

Nikita Khrushchev y su visita a los Estados Unidos.

El pasado lunes, en Documenta2, pusieron un interesante documental sobre un desconocido episodio -al menos para un servidor- de la Guerra Fría. Su título no dejaba lugar a dudas: “KHRUSHCHEV VISITA LOS ESTADOS UNIDOS”.

En septiembre de 1959 el premier soviético fue invitado a recorrer los Estados Unidos por el presidente Eisenhower en un episodio que sin lugar a dudas sirvió para poner una cara humana al líder del gran diablo rojo, un hombre mayor y gruñón que fue capaz de transmitir su carisma al pueblo americano, con episodios tan cómicos como su enfado al enterarse de que Disneylandia había sido eliminado del recorrido de su viaje o su entusiasmo por las cafeterías auto-servicio.

Podéis ver el documental íntegro en castellano en el enlace inferior.

Cine: El puente de los espías.

Schepke. 10.12.15.

El pasado viernes 4 de diciembre se estrenó en España la película “El Puente de los Espías”, última obra del director Steven Spielberg y con Tom Hanks como protagonista.

El filme está basado en la historia real de James Donovan, el abogado que negoció el intercambio del piloto de U-2 Gary Powers, que había sido derribado sobre la URSS, y el espía soviético Rudolf Abel, detenido en los Estados Unidos. Una película interesante, que sin embargo -y esta es una opinión muy personal- no está a la altura de otras obras basadas en hechos reales como “Munich”, “Caballo de batalla” o la espectacular “Salvar al Soldado Ryan”, que Spielberg llevó a la gran pantalla con maestría.

Sin duda no estoy a la altura de los críticos cinematográficos profesionales, y por esta razón de entre todas las opiniones recogidas por Filmaffinity me quedo con la de E. Rodríguez Marchante, del ABC:

La película no es apasionante; es muy buena, de narración clásica, mirada inteligente y compleja, un excelente transmisor de valores y principios, pero sin inflamar de pasión al estilo Capra-Stewart (…)