El Presupuesto de Defensa para 2018.

El pasado 3 de abril se publicaron los borradores de los Presupuestos Generales del Estado para 2018. El documento de 336 páginas puede consultarse online, e incluye una partida de 8087 millones de euros para Defensa, excluyendo los gastos de Operaciones de Mantenimiento de la Paz, y suponiendo un incremento del 6.9% frente al gasto del año 2017 (y tal vez, caminando lentamente hacia el nivel de gasto exigido por la OTAN: el 2% del PIB).

Presentación del Proyecto de PGE para 2018.

4487 de estos millones de euros estarán dedicados a los gastos de personal. Los 3600 restantes deben servir para financiar los programas de adquisición y modernización, adiestramiento, operaciones permanentes… Aunque varios conceptos de esta partida en la que se excluyen los gastos de personal han aumentado en hasta un 18%, la realidad es que sigue siendo insuficiente para mantener unas Fuerzas Armadas con las capacidades que España requiere. Cabe destacar que adicionalmente se pretenden atender compromisos de pago de los Programas Especiales de Modernización por importe de 2164 millones de euros, no incluidos en los presupuestos al no tener efecto en el déficit de 2018.

Los presupuestos contemplan completar la modernización de los veteranos AB-212 de la 3ª Escuadrilla de la Armada.

El documento enumera una serie de objetivos más o menos abstractos para estos fondos: mejorar la política de personal de las FAS; mejorar la eficacia de nuestros Ejércitos y la Armada, unificando la sanidad y la logística en operaciones, y potenciando el adiestramiento conjunto; consolidar la vocación internacional de nuestras fuerzas y garantizar la defensa de nuestros intereses; desarrollo de la Cultura de Seguridad y Defensa…

Se fija, además, el número de efectivos de tropa y marinería en 79.000 para el año 2018.

En este otro documento pueden consultarse los gastos desglosados por programas.

Quizás uno de los apartados más interesante sea el dedicado a los programas de modernización (Programa 122A). Por parte de la DGAM (Dirección General de Armamento y Material), los programas especificados en el programa de mayor importancia son:

– La modernización de los helicópteros AB-212 de la 3ª Escuadrilla de la Armada.
– La adquisición de sistemas aéreos no tripulados, incluyendo la financiación del EUROMALE.
– La modernización de los misiles Taurus de nuestro arsenal.

EUROMALE, proyecto europeo de aeronave no tripulada de largo alcance y media altitud.

En cuanto al Ejército de Tierra, no se hace referencia a ningún programa específico. El Ejército del Aire no es mucho más concreto, mencionando únicamente el desarrollo de la capacidad de detección y control de la red de defensa aérea.

La Armada, por su parte, menciona dos importantes programas:

– La adquisición de misiles ESSM.
– La modernización de los aviones AV-8B.

Los misiles ESSM complementan las capacidades antiaéreas de las fragatas F-100, ofreciendo un excelente arma para los enfrentamientos a corta distancia.

Pero las joyas de la corona se esconden en el programa 122B: Los Programas Especiales de Modernización. En 2017 se completaron los pagos de los nuevos aviones apagafuegos, los misiles Taurus y el BAC Cantabria. Los presupuestos de 2018 esperan completar el pago, entre otros, de nodos CIS de la UME, helicópteros EC-135 y el LHD Juan Carlos I.

El A-400M está llamado a revolucionar las capacidades de transporte aéreo de nuestras Fuerzas Armadas.

Los presupuestos contemplan, además, pagos de los programas Tigre, A-400M, Eurofighter, Leopard, Pizarro, BAM, helicópteros, misiles Spike e IRIS-T, fragatas F-100… y por primera vez, una partida para el vital programa 8×8, llamado a sustituir los BMR.

El Piranha V es el vehículo elegido para sustituir a nuestra veterana flota de BMR, en uno de los programas de modernización más urgentes de nuestras FAS.

About the author: fuerzanaval

fuerzanaval

Leave a Reply

Your email address will not be published.