20130510_MINISTERIO1_G

¿Unas Fuerzas Armadas ibéricas?

En un momento en que el proceso de construcción europea está detenido, gravemente herido tras el “sí” al BREXIT, desde Fuerza Naval queremos plantear una interesante posibilidad, recogida esporádicamente en la prensa: la unión entre España y Portugal. Evidentemente se trata de un tema ambicioso, con infinidad de implicaciones políticas y económicas. Pero nos centraremos en estudiar los pros y contras de su vertiente militar: la unión de nuestras Fuerzas Armadas y sus implicaciones en la Seguridad y Defensa de la Península Ibérica.

Península ibérica diurna IIIII

El hecho de que ambos estados hayan desarrollado su historia en el seno de la Península Ibérica, al sur de los Pirineos, permite encontrar numerosas semejanzas, lazos culturales y económicos, que alcanzaron su punto álgido bajo el reinado de Felipe II con la unión de ambos reinos, entre 1580 y 1640.

Desde entonces, el Iberismo ha sufrido altibajos, con importantes iniciativas surgidas a mediados del S.XIX de manos de la burguesía castellana y de las nuevas ideas republicano-federalistas, lideradas por insignes españoles como Pi y Margall. El movimiento, caído prácticamente en el olvido durante el S.XX, ha sufrido un nuevo resurgir por la iniciativa de diversas asociaciones iberistas portuguesas y españolas, apoyadas por intelectuales de la talla de José Saramago o Arturo Pérez-Reverte.

Union_Iberica

Existen numerosas encuestas realizadas en los últimos diez años que apuntan que un importante porcentaje de los ciudadanos españoles y lusos verían con buenos ojos una unión política. Este porcentaje no ha hecho más que subir, desde el 28% de portugueses a favor de la unión en el año 2006, hasta el 78% según un estudio del Real Instituto Elcano del pasado mes de julio. Por supuesto, existen desavenencias:¿Donde estaría la capital? ¿Estado Central o Federal? Pero de lo que no cabe duda es que el estado ibérico se convertiría en el país de mayor extensión de la Unión Europea, el 5º en población y PIB -lo que permitiría reforzar su protagonismo en las instituciones europeas-, y en la primera potencia turística y pesquera de la UE. Además, este hipotético estado ibérico dispondría de una posición estratégica sin parangón al suroeste del continente europeo, controlando no sólo el Estrecho de Gibraltar, sino también los importantes archipiélagos de Canarias, Madeira y Azores, y gozando además de excelentes relaciones diplomáticas y comerciales con toda Sudamérica y con las antiguas colonias portuguesas en África, entre las que se encuentra Angola, un incipiente productor de petróleo.

¿Pero qué ventajas tendrían una unión militar entre Lisboa y Madrid para la defensa de la península ibérica y de sus intereses en el exterior?. Hablemos primero de los números. Actualmente España gasta alrededor de 5700 millones de euros en defensa. Portugal gasta alrededor de 2.100 millones. Unas hipotéticas fuerzas armadas ibéricas contarían con 7.800 millones de euros de presupuesto, que además estarían mejor invertidos al evitar estructuras duplicadas, tales como cuarteles generales, escuelas y centros de adiestramiento, etcétera… Los 133.000 hombres y mujeres de las fuerzas armadas españolas sumarían, junto a sus 33.000 homólogos portugueses, un total de 165.000 efectivos, que al igual que ocurriría con las infraestructuras, podrían ser empleados de una forma más eficaz evitando duplicidades.

Actualmente, fuerzas especiales lusas y españolas adiestran de forma conjunta a las unidades del ejército iraquí que se enfretarán a DAESH.

Actualmente, fuerzas especiales lusas y españolas adiestran de forma conjunta a las unidades del ejército iraquí que se enfretarán a DAESH.

Nuestros F-18 y Eurofighter, guardianes del espacio aéreo, se verían reforzados por los muy capaces F-16 portugueses. Sus cinco buques de escolta, cuyas dotaciones son herederas de la mejor de las tradiciones marineras de Portugal, reforzarían las capacidades navales aportadas por los once escoltas españoles. Sus submarinos del Tipo 209PN ayudarían a mantener la capacidad submarina mientras nuestra Flotilla espera el reemplazo de los clase Galerna. Sus P-3 Orión permitirían mantener una digna capacidad antisubmarina con los supervivientes del Grupo 22 de nuestro Ejército del Aire. España aportaría, entre otras cosas, una magnífica capacidad de proyección naval y su incipiente capacidad de transporte aéreo estratégico (con la llegada del A-400M), capacidades ambas de las que Portugal carece.

Actualmente, la fragata española Méndez Núñez y la portuguesa Alvares Cabral navegan juntas como parte de la SNMG-1.

Actualmente, la fragata española Méndez Núñez y la portuguesa Alvares Cabral navegan juntas como parte de la SNMG-1.

Evidentemente, estas fuerzas armadas de la península ibérica deberían tender, progresivamente, a la unificación de materiales y doctrina. Existen ya algunas cosas en común, como los C-130 y los C-295 en servicio en ambas fuerzas aéreas, o los carros de combate Leopard II que operan en ambos Ejércitos de Tierra. En cualquier caso si esta alianza, esta fusión de capacidades, se produjera mañana mismo, veríamos unas fuerzas armadas con 186 cazas, 11 escoltas, 5 submarinos, 3 buques de apoyo logístico, y un largo etcétera de capacidades obviamente ampliadas, buscando el máximo aprovechamiento de los medios y los conocimientos de las dos fuerzas armadas ibéricas.

El submarino portugués "Tridente", en una de sus habituales visitas a la base de Cartagena, en Murcia.

El submarino portugués “Tridente”, en una de sus habituales visitas a la base de Cartagena, en Murcia.

Este proceso, en cualquier caso, no sería instantáneo. Pero podrían buscarse pequeñas iniciativas conjuntas que allanaran el camino, tales como la unificación de la vigilancia del espacio aéreo hispano-luso (compartiendo Estaciones de Vigilancia Aérea, bases y aviones en alerta), la unificación de academias militares y centros de adiestramiento, la creación de un grupo hispano-luso de transporte aéreo integrado en el EATC europeo o la aportación de una brigada “ibérica” a los grupos de combate de la Unión Europea.

Nuestros F-18 y los F-16 portugueses podrían rotarse para la protección del espacio aéreo ibérico.

Nuestros F-18 y los F-16 portugueses podrían rotarse para la protección del espacio aéreo ibérico.

Se trata, en cualquier caso, de una posibilidad interesante en estos tiempos en que los austeros presupuestos de defensa obligan a buscar sinergias para un mayor aprovechamiento de los recursos disponibles, y en los que los intereses de Portugal y España en materia de defensa son similares en lo referente a defensa de la integridad territorial, lucha contra el terrorismo y participación en operaciones internacionales.

About the author: fuerzanaval

fuerzanaval

17 comments to “¿Unas Fuerzas Armadas ibéricas?”

You can leave a reply or Trackback this post.

  1. dacer - 6 septiembre, 2016 at 12:11 Reply

    Yo no lo orientaría a que tendríamos ahora, ya que entre que hacemos la unión de fuerzas, la mayoría del material caducaría. Quizás habría que orientarlo hacia la renovación de flotas, como los subs, los sustitutos de los F-80, EF-18 (c.15). Aquí te das cuenta que parte de las renovaciones, son el pastel de donde se construyen, así que también habría que plantear la unión de factorias/astilleros.

    Sí sería más fácil la unión de escuelas, o unidades para intervenir en operaciones con la OTAN o UE.

    De todas formas, aunque sería para ahorrar, de inicio sería un gasto, el ahorro a la larga, y tal y como esta la cosa actualmente…..

    Buen artículo, Sl2

  2. Christian D. Villanueva López - 6 septiembre, 2016 at 16:54 Reply

    Magnífico reportaje chicos,

    Os sigo desde hace algún tiempo y me encanta vuestra labor. Espero que no tengáis problemas en que utilice la información como referencia para un artículo más amplio en el futuro.

    Un abrazo y ánimo, no dejéis de hacer lo que hacéis.

    • fuerzanaval

      fuerzanaval - 6 septiembre, 2016 at 17:35 Reply

      Gracias, nosotros también seguimos ejercitos.org. Muy interesante vuestro análisis sobre el programa S-80. Es una alegría ver que proliferan este tipo de páginas en España. Hay que crear una conciencia de defensa.

  3. Carlos - 6 septiembre, 2016 at 20:39 Reply

    No creo que a los Ingleses (aliados tradicionales de Portugal) le guste mucho la idea de la unión ibérica. Y como Inglaterra gobierna en la sombra y tiene al primo americano, me parece a mi que va ser que no.

  4. Guillermo - 8 septiembre, 2016 at 09:01 Reply

    Un detalle inocente que se olvida cuando se habla de las desavenencias es, monarquía o república? Porque los portugueses echaron a su rey en 1910 y no quieren reyes de vuelta. Alfonso XIII intentó aprovechar la revolución lusa de ese año para satisfacer sus ambiciones iberistas en el post-1898, pero Gran Bretaña no iba a permitirselo y lo dejó mas o menos claro. Obligamos a que se traguen a Felipe VI porque “es que nosotros somos mas”? O abrimos un referéndum para contemplar que jefatura de estado queremos todos? (Esto, claro, imposible, por eso mejor lo omitimos). Todo lo demás me parece bien, ambos ganaríamos peso en una Europa en que la moneda única ha fortalecido ante todo al norte europeo. Desde el punto de vista militar se complementarían carencias como la española en submarinos y medios ASW muy especialmente (Portugal si esta muy bien equipada en estos detalles)

  5. Anónimo - 8 septiembre, 2016 at 10:47 Reply

    Muy interesante una unión a todos los niveles cor Portugal, haríamos historia y las dos naciones se fortalecerian, crecerían, y se podrían crear barreras ante el avance inmigratorio que viene de África
    La economía mejoraría, formaramos un estado más sólido y fuerte.

  6. Foxtrot Delta - 11 septiembre, 2016 at 00:41 Reply

    Referido al territorio, cuando los romanos ocupan la península a ésta la denominan HISPANIA.

    Correspondía solo a la población autóctona, sin ciudadanía romana, a la que se denominaba por el nombre de la tribu de pertenencia, íbera o celta. A mayor abundamiento, existe la teoría de su origen griego en alusión al río Iber, actual Ebro, entendiéndose como íberos a los habitantes asentados en su zona de influencia fluvial.

    Resultando un mejor denominación: Fuerzas Armadas de Hispania o Fuerzas Militares Conjuntas de Hispania.

    Ello evocaría realmente una historia compartida de hermanos sobre un mismo territorio, la península al oeste del Imperio. Incidiría más en las extraordinarias capacidades humanas de estas nuevas fuerzas militares conjuntas, por su historia y tradición, que en los números y cifras de material militar disponible o de su presupuesto anual. Su gran potencialidad, como recursos humanos, sería motivo suficiente de disuasión estratégica frente a terceros, incluidos`aquellos´nacionalistas & terroristas.

  7. Dejan - 16 noviembre, 2016 at 10:55 Reply

    Mi sueño sería que Portugal, Andorra y España se fundaran en un sólo país. Ahora bien, pienso que países como Reino Unido pondrían muchas trabas porque a ellos no les conviene una península ibérica unida y fuerte. Haciendo cuentas y si se destinara el 2% del pib a defensa, una hipotética unión ibérica tendría un presupuesto anual de unos 25.000 millones de euros. Yo abogaría por vender mucho material del que habla el artículo, más que nada para racionalizar y simplificar sistemas de armas, aunque se podría contar con algunos de ellos hasta que entren en servicio otros. Por ejemplo, los Tipo-209 (que en realidad son 214, no sé por qué le pusieron 209) son excelentes submarinos que nos podrían hacer un apaño hasta que entren en servicio los S-80, pero una vez que estos entren en servicio intentaría vender los Tipo 214 y S-70 a fin de unificar estructuras, sistemas de armas y reducir costes. Igual con los F-16 Fighting Falcon, nos podrían hacer un apaño hasta que vengan los F-35 (si es que alguna vez llegan), pero luego los vendería o los daría de baja junto con los Harrier y los F-18 Hornet.

    Además, también intentaría acercarme un poco a Rusia, como he expuesto en otro post a fin de adquirir material que a mí me parecería muy interesante. Por ejemplo, sus aviones de combate PAK FA T-50, SU-35, SU-30 o los sistemas S-400 y los carros de combate T-90 que, además, podríamos intentar fabricar en Iberia bajo licencia con subsistemas nacionales.

    Por cierto, os he descubierto hoy y os doy la enhorabuena por la web, es muy muy interesante y he encontrado artículos que hablan de algunas cosas que yo ya había pensado y que creía que era el único en España que pensaba así :).

    Saludos.

  8. Eppicuro - 3 diciembre, 2016 at 13:21 Reply

    Pues no. Es que aquí en Portugal no tenemos interés en España que ademas es un aglomerado de regiones que se disputan (Catalunya, País Basco…). Vuestra unidad nacional no existe. E además es una monarquía?!? O sea presentan un retraso cultural medieval al nivel de comando.

    Pues vosotros son muchos, mas dinero, mas medios, pero menos unidad, menos moral, comando sen legitimidad. No gracias.

    • Pan con tomate y jamón - 19 diciembre, 2016 at 20:30 Reply

      Eso que dices no es mas que el complejo de inferioridad portuges. Portugal tendría mas que ganar con la unión, pero enfín, en España tenemos bacalao suficiente.

    • Iberista - 18 enero, 2017 at 09:43 Reply

      Habla el ultranacionalismo que han cultivado las elites portuguesas desde el siglo XVII como profilactico para mantener la separacion. No hay que hacer mucho caso. La historia militar iberica (impresionante) esta ahi. Y la de la parte de Hispania abusivamente llamada ‘España’ en exclusividad es, sinceramente, espectacular. Si Iberia estuviera por fin unida, como tantos de nuestros antepasados desearon durante siglos, seriamos inmensamente mas fuertes.

  9. Iberista - 18 enero, 2017 at 09:48 Reply

    No hay que hacer mucho caso: por su boca habla el ultranacionalismo chovinista que han sembrado las elites portuguesas concienzudamente desde el siglo XVII, muy especialmente desde el XIX y tambien con el ‘Estado Novo’. Un conocido frances me señalo una vez lo que le sorprendia el nacionalismo de un pais, por lo demas, tan relativamente pequeño (propaganda Salazarista al margen). Se trata de un profilactico orientado a que los portugueses desconozan o demonicen las tendencias historicas unionistas. Una estrategia de separacion.

    La historia militar iberica es impresionante. La de esa parte de Hispania abusivamente llamada ‘España’, es realmente espectacular y no hay mucha discusion posible. Una Iberia unida, en la que por fin todos los hermanos de sangre estuvieramos unidos, seria necesariamente poderosa de cara al exterior. Muy grande. Iberia Una.

  10. Juan-José RICÓN SOLIÑO - 18 enero, 2017 at 14:33 Reply

    Para caminar hacia la unión ibérica, opino que no debiéramos tratar el tema monárquico (Inglaterra es una monarquía hereditaria y no permitió que Portugal lo fuera). La constitución actual de Hungría, aprobada por inmensa mayoría del pueblo magiar, establece que Hungría es la nación de los húngaros, sin mencionar para nada si es monarquía o república; ya que, la nación y el pueblo están por encima de la forma representativa del Estado. Yo, personalmente; aunque me adaptaría a lo que establezcan los representantes del pueblo ibérico (hispano-portugués); opto por un Jefe de Estado con amplios poderes, con mentalidad monárquica, elegido por las fuerzas vivas más representativas (élites por su capacidad ejecutiva, reflexiva, administrativa, etc.) de la nación, al estilo de como eligen al Papa de la Iglesia Católica (mediante descartes hasta que queda el mejor), y que se sepa rodear de las personas más preparadas para hacer buenos equipos gubernativos.
    Por lo tanto; entiendo que debiéramos fomentar el sentido de una unión de destino común, evitando incidir en los estereotipos típicos de la desunión y la cerrazón fronteriza (evitar las actuales fronteras). Que los dos gobiernos actuales, ante la ilusión colectiva de millones de personas, estimulen las actividades transfronterizas (empresariales, culturales, deportivas, sociales, etc.), valorando la proximidad y obviando las fronteras actuales (nacionales, regionales, provinciales….., incluso las comarcales y municipales), y que las fronteras (que separan) den paso a las intercomunicaciones de forma natural. Y así, poco a poco, ir fraguando la unión ibérica.

  11. Alejandro - 3 abril, 2017 at 18:47 Reply

    Yo pensaba que el artìculo iba de compartir estructuras militares, no de uniones polìticas como ya empiezan a delirar algunos.Portugal es un pais orgulloso, con historia y con instituciones asentadas.A los españoles nos ven como la “potencia” de al lado, pero tambièn como unos prepotentes, y no les falta razón.Tambièn tienen un sector ultra nacionalista que llegó incluso a vetar un AVE Madrid-Lisboa.Las relaciones entre Portugal y España tienen que ser siempre de igual a igual.

    En el plano puramente militar, pues se pueden compartir infraestructuras, cerramos Talavera La real y nos vamos a Beja; podemos crear una UME ibèrica con unos hidros que ellos no tienen y que cuando se les queman los bosques los echan muy de menos; Porquè no un Cuerpo de Infª de Marina conjunto (las dos más antiguas del mundo), con un Tercio del Oeste o Tercio de Lusitania; un Servicio Ibèrico de Guardacostas que aglutine todos los servicios de la Agencia Tributaria, Salvamento Marìtimo, SAR, Guardia Civil del Mar, etc, etc…para cubrir con garantìas desde Baleares y El Estrecho hasta las Azores y el eje Finisterre-Madeira-Canarias…

    Creo que hay muchas parcelas en las que colaborar.

  12. ALFONSO - 21 abril, 2017 at 12:27 Reply

    SI HAY AMERICANOS COMPARTIENDO BASES CON LOS EJERCITOS DE CADA PAIS DE LA OTAN, POR QUE NO PORTUGUESES EN ESPAÑA Y VICEVERSA.

Leave a Reply

Your email address will not be published.